Home » Imagen del mes

Hernia Inguinoescrotal Gigante Incarcerada

Maria del Carmen Manzanares Campillo, Virginia Muñoz Atienza, Susana Sánchez García, Francisco Ruescas, Ester García Santos, Jesús Martín Fernández. Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital General Universitario. Ciudad Real.

2 febrero 2012

COMENTARIO:

Paciente varón de 83 años sin antecedentes personales de interés, salvo hernia inguinal izquierda de 15 años de evolución, acude al Servicio de Urgencias por dolor abdominal, nauseas y aumento de consistencia en la región inguinal izquierda en las últimas 24 horas.

En la exploración física se objetivó una hernia inguinoescrotal izquierda gigante, irreductible, con “pérdida de derecho a domicilio”, indurada y dolorosa (Figura 1). Se realizó una Ecografía inguinal urgente objetivando importante hidrocele y hernia inguinoescrotal izquierda con contenido intestinal. Se apreciaba asimismo, disminución del flujo esplácnico, todo ello sugestivo de hernia incarcerada.

El paciente fue intervenido de forma urgente, apreciando herniación de todo el paquete intestinal (intestino delgado, colon y epiplon mayor) en el escroto izquierdo. Fue necesario realizar una hemicolectomía derecha con ampliación a íleon terminal y orquiectomía izquierda, por el aspecto isquémico del colon derecho y del teste izquierdo. El cierre de la laparotomía media y el orificio inguinal requirieron de materiales protésicos (malla de Proceed© y polipropileno, respectivamente) En la laparotomía media la malla se colocó de forma preaponeurótica y en la región inguinal con la técnica de Rutkow-Robbins. Dado lo amplio de la disección quirúrgica, se colocaron dos drenajes subcutáneos (uno abdominal y otro escrotal izquierdo) y otro intraabdominal (Figura 2). El paciente presentó infección de la herida quirúrgica con extrusión protésica a nivel de la laparotomía media, que requirió tratamiento antibiótico y curas prolongadas hasta su completa recuperación (estancia de 62 días), sin necesidad de retirar la prótesis.

Figura 1. Hernia inguinoescrotal izquierda gigante.

Figura 2. Región escrotal tras intervención quirúrgica.